Invierno

Invierno

Con el frío llega la chimenea, la tan agradecida cocina de invierno y, si hay suerte, una de esas suaves nevadas que convierten el paisaje en una auténtica postal navideña.

El clima seco del interior de Castellón, lejos de impedir disfrutar del aire libre, invita a largos paseos. Los árboles han perdido las hojas, y los días claros y luminosos descubren vistas que sólo se aprecian en esta estación.

Tras la copiosa comida, qué mejor que una buena tertulia delante de la chimenea, o disfrutar de un merecido descanso en nuestras confortables habitaciones (todas con calefacción central). Si en otoño el protagonismo en la cocina es de las setas, en invierno la trufa aromatiza numerosos platos. En carnes selectas, en guisos, en revueltos, la trufa que nosotros mismos recogemos se convierte en un ingrediente fundamental en esta estación. En cuanto a los aficionados al esquí, recordamos que las pistas de Valdelinares se encuentran a tan sólo una hora de distancia.

Galería de fotos

Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas